Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

jueves, junio 17

María, Virginia, Mamá

  
 

Una niña con semblante de muñeca
nacida en Medina del Campo
castilla nevada y plana
explosión de la guerra civil
tu padre de la infantería de guerra
la madre de mi madre inocencia frustrada
alma de nervios , siempre atacada
Mi madre de la mariquita pérez
dedáles, canastillas , las damas negras,
niña fina de Madrid
hacía novillos para escaparse al cine
y ver Mogambo o a la Garbo
anhelando un camino menos tortuoso
correspondiente a su rango
de la sagrada sección femenina de las JONS
obligación de ser bella, buena, servicial
y hablar cuando las gallinas hacían pis
hija de tu abuela María
mimada , consentida , arropada en el caserón
con los honores de ser primera nieta.
 
 Un tunel entre tu juventud y despertar en Barcelona
treinta años de exilio secuestrado por un patán
me fui de tus brazos demasiado pronto
no quería estar allí ni contigo ni sin ti
volvía a tu consuelo
mientras tú pudiste emprender tu propio viaje
hacia un mundo propio de energías, zen
darle un sentido a una existencia borrascosa
por ser una romántica de belleza inusual
con inteligencia bravía
emoción nada contenida
inocente ante la picaresca humana

Te quiero en la distancia
madre mía
nos separan algunos kilómetros
demasiados quizás para nosotras
tus sueños son unos
los míos comienzan apenas
o más bien recomienzan
sin echar del todo raices, como tú
de manera definitiva, en niguna parte.


1 comentario:

  1. Madre mía Virginia, se me ponen los pelos de punta al leer lo que escribes. ¿Sabes por que? Por que me emociona. Llegas dentro y eso es importante para las personas que como yo estamos cansadas de letras vacías. Yo no tengo buen oído para la música, sin embargo, ¿no se por que? cuando te leo, es como si tus juegos de palabras formaran en mi cabeza melodías.

    ResponderEliminar