Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

sábado, septiembre 11

SOÑAR ES VIVIR

Si sueño lo que me gustaría

que fuese, ya me guardo del miedo

si soñar es usar mi espíritu

ya doy nuevo ánimo a mi vida,

una vida sin miedo,

una vida amarrada a una senda

llena de vericuetos

que pueda dudar

sin creerme loca

que pueda sentir sin que me juzguen débil,

emocionalmete débil;

En estos tiempos de obediencia

´de orden rápido

dode no cabe lo impráctico

la risa floja

y el malhumor campa a sus anchas

soñar es exquisito

es libertad

inventar sueños propios de una,

para no ser tanto de este mundo

de este tiempo infame de miseria

de escasez armónica

de miedo al miedo

porque no hay miedo más enorme

que el que te sembraron

sin tu quererlo

sueña y no te dejes contagiar

por las tinieblas de nadie.

jueves, septiembre 9

VIRGINIA MATAIX, ESCRIBIR: Mujer herida

VIRGINIA MATAIX, ESCRIBIR: Mujer herida

La MAGIA delTAICHÍ en POESÍA

LA MAGIA DEL TAI CHI EN POESÍA

Los árboles no hacen tai chi, son tai chi
si el viento los empuja ceden,
si la lluvia cae la absorben,
s el otoño llega dan sus hojas,
si el hacha los corta, caen.

El agua no hace tai chi, es tai chi,
si encuentra un abismo, se precipita,
si una roca la detiene, espera,
si el sol la quema, se evapora.

Las nubes no hacen tai chi, son tai chi
ellas no pueden esforzarse por llegar a una meta
solo son y permanecen.
si el viento las dispersa, viajan
si el sol las ilumina, brillan
si un pájaro las toca, lo albergan.

Los hombres éramos tai chi, pero dejamos de serlo,
por eso de entre todos los seres vivos,
solo nosotros hacemos tai chi para volver a serlo.

El TAI CHI ES UN ARTE; creado por los chinos, pero no es de los chinos, es de las nubes, los árboles, el agua; y nos da la posibilidad de comprender, que el cuerpo es el árbol, los pensamientos nubes y los sentimientos, agua.

Autor anónimo

miércoles, septiembre 8

Mujer herida







Una mujer herida

una mente sublevada

no ha hecho nada

salvo transgredir leyes

que solo convienen a algunos hombres

de mentes sádicas

manos que gozan de ver lágrimas

palabras que azotan el alma

de una mujer cuando es vulnerable

esos son los que saben horadar el corazón

de aúcar de caña

asqueados de su cólera

que no saben donde arrojarla

son los que lapidan

por creerse ultrajados

en su orgullo de hombría

misogínia, eso es,

desprecio por criaturas que sufren,

por una madre que los parió,

a la que temían...

es el miedo que se alìa con la panda de cobardes,

y hasta que no les pare su propia atrocidad

seguirán en sus trece.

Solo es detiene un sol más reluciente

que les estampe su vómito en sus propias genitalidades.

domingo, septiembre 5

PRIVACIDAD





Se ha instalado la ausencia de cordura

una plaga de oportunidades que tientan

al más pintao de integridad

y que te postran en tu casa hipotecada

ha vuelto el extraperlo y la viveza

el desasosiego y la falta de ternura

ansia de carroña

gusto por lo cutre

señoritos del pan pringao

que son por lo que compran

por lo que producen, nada más

relaciones a tutiplen

por lo social de internet

una moda de cotillearse o

de ponerse como hoja de perejil

de fardar que tengo amigos

por todo el planeta

estrellas del cine, de la música

y de televisión

mola mogollón

esta nueva aficción


donde soy protagonista por cualquier motivo

sea la justicia o Belén Esteban

todo cocinado en la misma olla

sin pesares,

ni me atrevo a susurrar

cuanto aprovechao de los crédulos

que ignoran que son ignorados

y solo requeridos

por su tarjeta visa, la cuenta en el banco

y nada más

quizás el talento de otros tantos

para copiarles el espíritu

las ideas y la voluntad.

Se pierde la privacidad

un bien escaso, un bien solo preciado

por los más afortunaos.

El mar está revuelto de medusas

la tierra se asusta por los gusanos morados

apenas nacen de seda

el aire está lleno de satélites

inventados por el hombre de este tiempo

de ciberespacios de redes sociales

un cielo que ya no es cielo

si no el crepúsculo de àngeles

dioses, santos, vírgenes ofendidos

que claman por conciencias más amplias

lúcidas, bondadosas, apacibles

por miradas más blancas.