Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

martes, noviembre 9

A FREGAR



     Lucy Arnaz and  Carol Burnet, en el show de Lucy.

 Iba conduciendo con una amiga sentada en el asiento de al lado. No me gusta hablar cuando voy al volante. Llegó a un semáforo en rojo.Me detengo, como es natural. Cuado la luzpasa de rojo a verde , de inmediato , el conductor situado tras de mí la emprende a bocinazos, va a rebasarme y cuando está a mi altura, le manda a su presunta mujer que baje la ventanilla, el hombre vocifera contra nosotras: -¡Iros a fregar!- La mujer asiente con cara de satisfacción mientras aplaude a su presunto marido.
  -Vaya- exclamo con risa. no se fregar.

 Las monjas que asistieron al gran evento del Papa iban recogiendo y fregando lo que los frailes ensuciaban a su marcha.
-Vaya, se ve que la iglesia tampoco ha avanzado mucho en enseñar a los sacerdotes y obispos a coger una escoba o el mocho.

 Se espera que freguemos.
Ni siquiera se nos pide, se supone que es nuestro quehacer.
Ellos tienen tareas más importantes , grandes proyectos para el mundo.
Si no hemos cumplido con las tareas domésticas, de alguna manera, nos recordaran, que era nuestra faena,un mal gesto, una frase con retintín. Lo más gracioso, los hijos e incluso nosotras, que seguimos creyendo que es nuestra obligación.

 Coger la escobilla del vater y pasarla, echar unas gotas de lejía tras el uso, crear una atmósfera armónica...es tarea nuestra.

 Bueno y ser madre, o ser padre. De eso hablaré más adelante.Pero por aquí, por este país , la vida sigue igual, como don Julio Iglesias cantaba con esa voz tan especial.

 Lo curioso, es como muchas mujeres necesitan ser necesarias, o se creen necesarias porque saben fregar y trasmiten aún a sus hijas esas labores como trabajo interiorizado, mientras que a los hijos no les exigen nada, excepto que estudien .

1 comentario:

  1. Al final parecerá que te digo lo mismo siempre mas por simpatía que por lo realmente que estoy siempre con tu forma de pensar y ver la vida. Pero es que es cierto. Alguna vez "mentiré un poquito" tan solo por debatir alguna cuestión y no estar siempre de acuerdo.
    En el caso de hoy es muy cierto que a pesar de ser hombre, tengo que decir que es muy cierto y triste.
    A mi, particularmente me enfurece un tipo de servilismo de, en este caso las mujer, algunas, claro.
    Es cuando por cualquier motivo que no voy a juzgar ahora, las mismas mujeres se prestan a publicidad y otras formas por el motivo que sea. Este ejemplo a mi especialmente me cabrea mucho.
    Son usadas para publicitar productos para hombres llegando al ridículo de ellas mismas, incluso al bochornoso ridículo de la especie humana.
    A uno que es hombre, no le disgusta ver un cuerpo femenino, una bella cara, una boca sensual, pero en mi caso hay sitios y ocasiones para todo.
    No me agrada que piensen que me voy a comprar una colonia por que crea que al usarla las mujeres van a seguirme por la calle, que si ellas usan un desodorante los hombres las amaran, todos estos ejemplos llevados hasta lo impensable. Te juro que cosas de estas me repatean el hígado, pues no solo creen que somos jilipollas sino que encima a veces, en la mayoría de los casos es cierto. Y después toda esta gente vota a un gobierno, eligen si hiciese falta a la Belen esa por presidenta. O en un semáforo asienten, cuando el marido insulta a otra mujer.
    Un besazo Virginia

    ResponderEliminar