Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

domingo, enero 30

Huérfana de ti


 
foto: Raquel Meller
  


 Más quisiera tenerte a mi lado
cuando necesito tu aliento casi olvidado
   en este domingo de silencio ritual
una costumbre que me hiere, sin yo cambiarlo

   Voy y vengo por el corredor distraida
con la pinta de espectro errático
   sin hallar el punto cardinal
que lo cobije del tránsito sin destino

   Es mi anhelo que estés conmigo
en mis despertares abruptos
  en mi dormir tranquilo
que me acompañes en mi vida

   Eso es lo que quiero.

   Compañero, amigo, hermano, enamorado.
mi cuidado , tu cuidado
  darnos la mano en un mundo indignado,
 sin esta tristeza que hilvana mi espalda, hoy
domingo, huérfana de ti.













 

1 comentario:

  1. Cuanto pesa en este poema la palabra soledad. Cuantas manos de pintura le has dado al corazón para que no se desgaste, para que no se agriete por ese peso, por el frío y la humedad. No hay mas frío que el sentido en un cuerpo templado, un corazón ardiendo por la añoranza. Ese frío, es capaz de partir el acero mas terso, es capaz de agrietar lo mas blando y esponjoso, es capaz de secar el órgano este que tenemos y a veces nos mata, pero otras es capaz de hacernos aguantar lo insospechado, es capaz de esperar
    —Como decía ese personaje infantil— ¡Hasta el infinito y mas allá!
    Un besazo amiga. Espero que la calidez arrulle pronto a ese frío ahora corazón.

    ResponderEliminar