Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

martes, febrero 22

La visita de los espíritus

Ver imagen en tamaño completo

 Anoche me visitaron los espíritus

encerrados con sigilo y ahinco

durante años que se me hicieron siglos

se confundía la presencia de mi hermano

con la voz de mi padre en un hilo

el olor rancio, extraviado de mi madre

y mi deseo de soplarlos 

erradicarlos

desterrarlos de las huellas de mi memoria

aunque fuera ella mi único testimonio de vida,

hasta que por fin llegó el alba

despuntó la vida de los ruidos, de los vivos

que aunque no fueran nada mío

amé mucho más ,  por eso,

por brindarme un presente sin tanto espíritu. ©

1 comentario:

  1. Que poema tan suculento en sueños y despertares.
    Aparentemente duro y esclarecedor de vida pasada, pero hermoso por lo liberador del despertar. Como toda iluminación, con antesala dura y llena de espíritus que nos aterran, pero al final, una vez pasado ese tramo, llegamos a la luz. Que en este caso es simplemente, maravillosamente, la luz de la vida sencilla, dura pero amada.
    Me ha encantado Virginia

    ResponderEliminar