Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

martes, marzo 29

Dos caladas, por favor.




      En el aereopuerto de Amsterdam o Skipol, han habilitado varias salas para fumadores.Por lo visto han pegado la queja tanto que esta vez, para mi agrado, pude darle dos caladas a mi puro miniwilde , de lo más natural salvaje que existe en marcas de tabaco cubano hecho en Holanda junto con otros pasajeros de diversas nacionalidades hambrientos de humo.No lo dejo del todo, no.Tengo un apaño amañado conmigo misma y no me apeo.El humo no traspasa mi garganta y después pago mi culpa con caminatas al aire libre.O algo de taichí sin espada, o sin abanico.Un taichí forma yang que aprendí de Pei-fan en los jardines del Turia, sin querer indagar más.Sin título, porque mi maestra china me dijo "Cuando tu saber formas, tu ya aprender".Con lo cual me quedé tranquila.
  Estoy algo contrariada.Sí.Me leí dos libros de Eduardo Mendoza, que siempre alegran mi vida , esté dondequiera que esté y aportan una riqueza de vocabulario inusitado a mi no tan grande de idem.Pero en estas que cuando aterrizo en Valencia, sin darle caladas al puro, cojo un taxi de regreso al hogar filial y el conductor me dice que hay una manifestación de órdago.Y que es de los catalanes de mierda.Pues ya estamos en la salsa , de nuevo.Unos sesentamil participantes.Contrariada por no estar informada del evento.
 Miro un poco las noticias y resulta que es contra la corrupción, supuestamente, en Valencia, por el partido reinante. Y además porque ya no tenemos TV3 que la han desenchufado.Que contrariedad.Y encima voy y leo que lo de Islandia , la revolución pacífica, la desmonta un blogero español que vive en Islandia.Vaya por Dios. Hoy en día todo el mundo es periodista, o corresponsal o bloguero. O sea, existes. Menos yo, que cuando le doy al chisme de estadísticas, me pone que consulte más tarde, porque no están actualizadas.No existo, me digo.
  Viene mi gata y se me enrosca en la pata con mordisquitos en el tobillo.Está en celo.Primavera. He de operarla. Existo.

1 comentario:

  1. Bienvenida al ruido, la intransigencia y la insolidaridad. Bienvenida a tu casa.
    Gracias por el comentario; A usted también se le añora.
    Me alegro que al final, todo haya regresado a su cauce. Gracias por el detalle de la foto.
    Las demás fotos, son increíbles; me encanta tanta naturaleza, tanto verde.
    Un abrazo y feliz llegada. Un abrazo Virginia.

    ResponderEliminar