Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

martes, marzo 8

Hoy hablaremos de las mujeres








Si no hubieran periódicos el día de la mujer trabajadora sería una anécdota.

Las mujeres han trabajado siempre, desde que tienen uso de razón. En las clases populares, el hogar , faenas domésticas, cuidado de familia con ganas o sin ellas ha sido el itinerario común.La corresponsabilidad en la casa junto a los varones se ha empezado a escuchar hace escasos cinco agnos y que consiste en que las tareas del mocho y compagnía es cosa de chicos y chicas.

Si a eso le agnadimos que con la recesión económica el trabajo  cualificado fuera de las cuatro paredes es escaso, pues ya se sabe, a fregar o a cuidar ancian@s,  limpiar cristaleras, aunque tampoco es fácil encontrar un puesto de esta índole.
  Hay camareras, cuidadoras que cargan con hileras de sillas, bandejas cargadas de platos, sombrillas con anclaje de piedra, escaleras...con el semblante pálido de cera, ojeras grises, cuerpos de menor, a destajo, que no las pagan a final de mes y van lidiando como pueden con una hipoteca, los nignos y el marido que las abandonó por otra menos gastada.
 Hay mujeres que no salen de casa por miedo al mundo y  no quieren salir de lo conocido, aunque sea un mundo más sórdido.
  Hay mujeres que callan afixiadas en su casa de trabajo por no oir los berrinches de los hijos, por miedo a la soledad.
  Todavía, hoy existen mujeres que creen que tener derechos es un privilegio y no un don que viene con el nacimiento, adquirido por la lucha de otras.
 Los salarios aún dejan que desear con el mismo puesto que un hombre.
 Hoy, sigo pensando que la guerra no es necesaria, aunque nos hayan acostumbrado a telediarios de tanques, sangres, cabezas, brazos, bombardeos .Ni siquiera creo que las mujeres podemos imitar a los militares, porque nuestros cuerpos son creadores de vida no de destrucción.Y sigo sin entender un ejército donde existan mujeres o ministras de militares.
  La guerra no la inventaron las mujeres.No somos tan buenas, ni tan malas.
Pero, hoy 8 de marzo de 2011, las mujeres siguen quedándose en casa, por despido, por  embarazadas, por tener que cuidar a la familia...más que nunca.Por la crisis sistémica.Las primeras que pagan el pato son las mujeres.Los recortes se los aplican antes a una mujer.
  Pasará este día y no se volverá a hablar más del 8 de marzo hasta el próximo agno. Virginia Mataix

1 comentario:

  1. Felicidades Virginia, aunque con retraso. Creí que te había escrito. Lo olvide, ¡Lo siento!
    Se que he olvidado a alguna mas. Esta edad…
    Ya sabes que te aprecio y no hace falta que te lo diga este ni otro, pues no me canso de decírtelo cada vez que te leo.
    La mujeres que sois luchadoras no hace falta poneros títulos, ni nada, con solo veros, con oíros y leeros, es suficiente para darse cuenta de lo que es ser una MUJER.
    Aunque todas sois luchadoras, incansables y grandes… en especial te felicito a ti.
    Un abrazo Virginia

    ResponderEliminar