Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

sábado, junio 4

Acampadas y J.V.Marqués




  Hoy hace tres años que murió Josep Vicent Marqués, escritor, sociólogo, dibujante, político, profesor titular de sociología cotidiana en la Universidad de Valencia, departamento de Economía.
   Le leía en sus columnas divertidísimas sobre relaciones personales en El País por el año 1986. Un día le pude conocer en un programa que presenté durante una semana en TVE, cuando Pilar Miró era la directora del ente público, La Tarde. Y  desde que acabó la entrevista nos fuímos a merendar y a charlar por los codos.Así empezó nuestra historia de amor.Y a lo tonto, a lo tonto, me leí todos sus libros , País Perpleix, No es Natural, ¿Qué hace el poder en tu cama?, Amores imposibles....Se escribía encima. Entonces yo trabajaba mucho como actriz y columnista y se vino a Madrid, a finales de 1987.En 1992 tuvímos a Jaume, sin esperarlo, porque nos habían advertido que por mi endometriosis, sería imposible quedarme embarazada.En 1998, julio, nos trasladamos a vivir a Valencia para llevar una vida más tranquila y que el niño se criara más pegado a la naturaleza.Josep luchaba contra una enfermedad que le venció.No solo a él, si no a todos los de su alrededor.Tenía una gran fortaleza física, pero se la consumió.
  El periódico Levante de Valencia publicó muchos artículos de él y siempre le dio un trato exquisito.
Hoy han publicado mi artículo sobre el Movimiento 15M y también un recordatorio de su fallecimiento.Lo cual agradezco, porque no le han olvidado.
  
Esta acuarela la pinté en 1995, mientras el miraba informe semanal.




  Este es el cartel de una de mis pelis favoritas.Ya me gustaría volver a trabajar con Jose Luis Cuerda de nuevo.Discutía mucho con él, pero es una persona entrañable y sabe mucho de cine , y de actores.




3 comentarios:

  1. Hoy no se como empezar mi comentario. No te conozco demasiado —nunca es demasiado— pero debido a tu perfil de actriz-escritora me puedo llegar a hacer una idea —aunque lógicamente poco— de cómo sientes mas de cómo eres.
    La próxima vez que coincidamos, me dedicare a preguntarte las dudas que sobre ti tengo, para llegado el momento saber que opinar sobre algún que otro tema no muy fácil de tratar.
    Lo primero, Felicitarte por el articulo, y como anteriores veces dije, repito: Es una verdadera lastima que no sean mas asiduos, pues tienen como mínimo sentido de la realidad a la par que informan desde una perspectiva nueva, vital y lo más importante, basada en unas vivencias vividas por muy pocos, y eso dan a tus comentarios fortaleza, pero llenos de sangre renovada, sin colores ya desgastados. Así que repito mi Felicitaciones para ti y para todos los componentes de las “Plazas 15 de Mayo” para los que han asistido y para los que “debieran haber asistido” y no lo han hecho.
    Sobre el recordatorio… Por lo que te conozco —como he dicho, poco— simplemente decir que me parece bien que recuerden a los personajes que seguro han influido en muchísimas personas culturalmente, así como en otros apartados de la historia. Pero solo puedo opinar hasta aquí.
    Un abrazo querida Virginia.

    ResponderEliminar
  2. Posdata:
    La verdadera fortaleza de las personas es la que no se ve, la que pasa inadvertida a los ojos de los demás, la que es simplemente intima, la que no es recompensada nunca; es tan hermosa esta fortaleza, que incluso aún habiendo dado su fruto, la mayoría de las “personas” son incapaces de verla, aún teniéndola frente a sus narices, pues estos, se pasan toda la vida buscando la contraria, la remunerada, la falsa y sin frutos, la que todos elogian por obtusos.
    Tu ya me entiendes Virginia.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!!!!!!!

    A mi también me encanta ver las nubes de acróbatas golondrinas, con sus cuic!!!!!!! cuic!!!!!!! Olor y sabor de verano. Parece que los sueños, los bonitos sueños, tengan cabida al calor veraniego, más que al frío invernal. El buen tiempo, invita a la asamblea, al debate, a la dimensión humana.

    Confieso que soy un enamorado del verano.

    Besos.

    ResponderEliminar