Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

jueves, julio 21

¿Nos asistirá el mismo Dios?

             




Hay miradas torvas, astutas, desorientadas, tímidas, rapaces , reviradas, cansadas, y así hasta el amanecer.Algunos hombres , a pesar de la edad, conservan frescura en la mirada , perplejidad y aún resplandece en ellos los ojos limpios.Una mirada cristalina que guarda como una perla la honradez, bondad , paciencia no exenta de sagacidad.No están de vuelta del correr del tiempo.
 Esta mañana ojeaba la postura de Camps en su traje impecable gris.Una mirada ambigua es lo que me dio a entender.Quizás no sea grato dimitir de un puesto tan excelso como el de una presidencia de la Generalitat Valenciana antes que perder la honra.Y mucho menos feliz cuando las urnas le habían dado la mayoría popular.
Admitir un error, pedir perdón está reñido con algunos hombres (y mujeres también) de conciencia estrecha.
  No obstante me pareció que lucía una sonrisa muy pulcra y educada , incluso de buen chico , ex alumno de un buen colegio , supongo católico.
  Las noticias pasan. Camps volverá al banco de los diputados y otro será nombrado Presidente.
   Cada día que pasa me va interesando menos la política. Será porque en el arte existe un vacío enorme donde crear un mundo a parte, diferente, más invisible para lo espeluznante de la política. Algunos creadores buscan una mirada limpia y construyen tesoros para que olvidemos con gracia la repugnancia que produce el comportamiento de otros demasiado preocupados con el poder.
  ¿Nos asistirá el mismo Dios?

No hay comentarios:

Publicar un comentario