Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

domingo, septiembre 11

Tenzin Palmo, una monja budista



  En el año 2000 encontré un libro: "Una cueva en la nieve". En la portada una mujer Tenzin Palmo, inglesa, con el pelo rapado, rubia, unos ojos azules muy limpios y vivos, vestida con la túnica granate budista-tibetana, una sonrisa cálida, guapa , que había redefinido las enseñanzas de Buda como nada misógenas. Los monjes tibetanos con los cuales tuvo que compartir las prácticas y enseñanzas la apartaban y la despreciaban por ser mujer. Pero ella se empeñó en hacer aquello en lo que creyó, ser una monja que acogiera a otras mujeres y darles refugio desde su lograda iluminación como mujer.
 Se fue del mundo, como indican las escrituras, hacia el Himalaya, con una mochila de quince kilos a la espalda, escaló y a unos cinco mil metros de altura encontró una cueva minúscula donde se construyó una pequeña casita en medio de la naturaleza, sin nada, ni nadie. Pájaros, lobos...estuvo nueve años y volvió al mundo, es decir, preparada para construir el pequeño monasterio en India para mujeres.
  No hace planes, tiene autoridad interna, es pausada, sentido del humor, mantiene la mente como un cielo azul y el corazón como un océano agradable y generoso. Sabe que en su interior hay un vacío ilimitado, un tiempo ilimitado, un refugio cálido, no desesperado.No tiene prisa.
 Y cuestionó el desprecio de los hombres hacia el cuerpo femenino.Ella sostenía que es el deseo de los hombres hacia las mujeres y su arma para luchar contra ese deseo es verla como algo sucio, un demonio....

No hay comentarios:

Publicar un comentario