Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

miércoles, junio 6

"Apaga y Vámonos", película española 1981


Cartel de la película. 1981


  Este es un artículo-memorias dedicado a aquellas personas que aún me recuerdan, me escriben y quieren que cuente un poco de historia de las películas en las que intervine y en que condiciones se realizaron.Gracias a los que me escribís.Me habéis dado ánimo para ir escribiendo algunas anécdotas

  Corrían tiempos aciágos En españa. UCD con Adolfo Suarez, ahora con la enfermedad de Alzahimer, iba próximo a ser resquebrajado por los socialistas de Alfonso Guerra y Felipe González.Había una crisis tremenda y un desempleo juvenil para recién licenciados en carreras tanto de letras como de ciencias. El cine , en Madrid era una salida a borbotones de todo el color reprimido durante tantos años de franquismo y películas que llamábamos españoladas.Frente a producciones de Vicente Escrivá de capa caída empezó a florecer Pedro Almodovar , Fernando Trueba, Fernando Colomo y un chaval que tenía una imaginación prodigiosa , Antonio Hernández que había obtenido un premio en festival de Valladolid en 1980 por su película "F.E.N.", sobre la represión de los curas en un colegio religioso.Había sido reseñada por la crítica de entonces como un brillante cinta.Pero a Antonio Hernández, los que lideraban el grupo de "comedia madrileña", aún le ninguneaban.
 Un día de agosto conocía a Antonio en el pequeño estudio que tenía el entonces mi novio, actor del T.E.I, Jose María Muñoz y uno de los protagonistas de F.E.N. junto a Jose Luis López Vázquez y Héctor Alterio y Luis Politi, este último muy callado siempre y observador, excepto cuando se desataba a cantar tangos. Acababa yo de terminar "Siete días de enero" y "La mano negra" y mi carrera prometía.
  Fuímos a cenar esa misma noche a una tasca,  creo que al Bocho o al Comunista y Antonio parecía un chico recién llegado de provincias (de un pueblo de Salamanca) con más agudeza visual y emocional que uno de la capital. Era un chico de 26 años , sanote, seguro, con un sentido del humor disparatado, sin ser cáustico ni malintencionado con nadie.No juzgaba a nadie.No bebía, ni consumía drogas y tenía una imaginación desbordante que se aproximaba al surrealismo de Fernando Fernán Gómez, Edgar Neville....muy distante de comprometerse politicamente.Era un artista y tenía un compromiso con el arte.No le importaba arriesgar su casa, hipotecarla para fabricar una historia en la que creía de forma segura.Infundía confianza y bondad.











 Me embarcó al poco tiempo en un proyecto que sonaba marciano.Una cantautora con su guitarra que no triunfa, un inventor de naves espaciales que ha descubierto un planeta llamado Vesta y que es mejor que la Tierra y un licenciado en económicas en paro contínuo que roba a la cantante y que desea robar el Banco de España.
 Decidímos rodarla en cooperativa, tanto técnicos como actores.Con excepción del Director de Fotografía, Teo Escamilla, uno de los grandes entonces, que bebía como una cuba y nos dio muchos disgustos durante el rodaje.Además era misógino y cizañoso.Antonio Hernández tuvo un gran aguante con él, no se de donde sacaba ese talante optimista.Sacaba lo mejos de tod@s nosotr@s.
  Antonio me permitió ser más yo, componer letras de las canciones, volver a cantar, tocar la guitarra, sacar mi parte borde sin sonrisa, decía que estaba harto de verme sonreir tanto en las otras películas y de aparentar tanta ingenuidad. Y bueno, le di un poco de guerra, porque me cogí una de mis bronquitis habituales y cada día de rodaje se me hacía eterno.La diseñadora del vestuario fue Agta Ruíz de la Prada, que era una niña divertida y muy trabajadora.
   Antonio y yo mantuvímos una amistad muy cercana y comprometida, pero nunca volvió a llamarme para hacer otra película con él. la película quedó como una película que denominan "de culto" y no pasó de cuatro semanas en cartelera. La élite de directores y productores elogiaron mi trabajo y ese año solo participé en una película también "política"  "La fuga de Segovia" de Imanol Uribe, con el cual no pude repetir por estar yo comprometida en una serie de TVE1 durante dos años "Para Elisa".

 Nunca entendí muy bien porqué ni siquiera me llamó para hacer un papel, incluso más secundario, en alguna de sus películas o series posteriores.Los directores son como cualquier profesional de las artes, unas veces son muy fieles con su equipo y otras nada.
  Pero es una de las interpretaciones que elaboré con él.Me dirigió , me puso límites e incluso me obligó a sacar la voz de pito que me trabajé con Antonio.
 Sigo viendo sus películas y me parece uno de los mejores directores de este país.Nunca cobramos una peseta de la película.Mereció la pena.

4 comentarios:

  1. Además del "otro" esto también seria un buen libro. En mi caso, te recuerdo y pienso como esa mujer/niña que veía entonces y es la misma que veo hoy en día (cuando te veo, claro.
    A aquella, y a esta le envió un besazo lleno de cariño y amistad.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Virginia, era exactamente lo que pedía. Realmente es la mejor película de Antonio Hernández, gran parte de la culpa la tiene tú soberbia actuación, el resto al menos a mí no me dicen gran cosa, incluida "F.E.N" que acusa un exceso de simbolismo algo que estaba muy en boga en esos años con las películas de Saura y Gutierrez-Aragón.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti, Julio, por ese blog que tienes donde rescatas películas poco recordadas y que no fueron un éxito de taquilla pero sí de gran calidad artística.

    ResponderEliminar
  4. Justamente con esto era con lo q yo soñaba, y bien q lo sabes Virginia. Tengo un trabajo inacabado, ayudame a terminarlo, rememorando páginas y páginas pasadas. Un lujo poder acceder a todas estas anécdotas.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar