Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

viernes, junio 22

EL ascenso de Syriza en Grecia, artículo


El ascenso de Syriza en Grecia

 01:48   
VOTE ESTA NOTICIA  

Virginia Mataix

Lula da Silva se ganó el reconocimiento de la clase popular y de los más pobres después de soportar cuarenta y un día seguidos de protestas sociales contra Collor de Mello. Hubo de concurrir varias veces a las elecciones generales antes de ganarlas en 2003 y ser difamado por sectores de la prensa y comunicación alineados con la derecha conservadora y rica. Bajo el mando de ese FMI que devoró todos los bienes públicos en Latinoamérica, en África y ahora en Europa, Lula se convirtió en el primer presidente de Brasil cuyo oficio y beneficio era ser obrero, sindicalista y dirigente del PT, además de haber conseguido movilizar a 50 millones de personas en la protesta social Cara pintada (cifra inusitada en Brasil).
Las políticas de privatización de ­bienes preciosos públicos, como el agua (ya se ha hecho en Valencia), por ejemplo, son las prácticas perversas habituales de ese FMI de los EE UU que se cuela, sinuoso, en aquellos continentes donde ve un resquicio de vulnerabilidad, y se propaga como una peste en toda la sociedad. Su lema es sacar un 93 % de cualquier producto natural y esclavizar a quienes lo trabajan hasta que vayan muriendo. En España no tenemos el placer de tenerlo instalado con todos sus tentáculos. Grecia fue la primera víctima de los rescates a la banca, expropiando a la ciudadanía de sus ­bienes. Pero nadie escarmienta en cabeza ajena, decía mi abuela. Y más si nos han ido conquistando el coco con valores tan pobres de espíritu como es el del consumo asociado al bienestar común. Esta propaganda del tío Sam se impartió en los años 80 en Europa.
Un 60 % de los griegos ha votado bajo los malos presagios de Merkel, el BCE y Obama con una Lagarde de Chanel, ajada, con fauces de cocodrilo. Las amenazas de quienes están aún más asustados y acorralados porque la primera presa, Grecia, empezó a despertar en 2009 del coma profundo al que fue arrojada entre el bipartidismo (Pasok/PSOE, Nueva Democracia/PP y la troika). Temen el ascenso de Syriza, reconvertida a partir de Sinapismos en una refundación entre partidos de izquierda (socios en Europa de IU). Su líder, Alexis Tsipras, un ingeniero que militó en las filas comunistas y movilizó importantes protestas de estudiantes, tenía un asiento como diputado por esta organización con apenas un 5 % de votantes en 2009. Syriza estaba a favor de la Europa del euro, no de los ajustes.
El 40 % de abstención ha ganado en Grecia. Parece que los ricos acuden a las urnas, más implicados en los barrios de rentas altas. O sea, ND tiene la mayoría. A los pobres parece que les cuesta más votar, pero Syriza se coloca como segunda fuerza más votada y con un 27 %, a una distancia de 3 puntos de ND. El Pasok se ha estronciado. Anda, que Merkel y Lagarde deben estar que trinan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario