Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

jueves, junio 21

Pares y Nones, película española


         Comprar Pares y Nones


   Me llamaron de la productora de  Jose Luis Olaizola y Félix Tusell, en la cual Antonio Resines tenía participación.Querían hacerme una prueba para el papel de Montse (profesora n un Instituto) y también a Silvia Munt para los primeros personajes de mujeres en "Pares y Nones" que iba a dirigir Jose Luis Cuerda, un debutante en el celuloide español, pero un veterano en TVE, sobre todo en la segunda cadena (UHF) y que junto a Josefina Molina y Fernando Mendez Leite habían sido condenados a rodar diferentes versiones de padrenuestros y avemarías como final de emisión en tiempos de Franco. Les veían como realizadores peligrosos para la cadena durante aquél período. Cuerda estaba empeñado en que Antonio Gasset, el ex director y comentarista de "Días de cine" hiciera el papel que luego interpretaría Carles Velat. Gasset y yo fuímos convocados a  prueba con texto en la productora , pero Gasset no prestaba mucho interés en ser actor y a mí me daba la risa por los comentarios tan graciosos que hacía para evadirse de actuar.Era un gran tímido, elegante, educado, cultísimo, desgarbado, una especie de Peter D´Otoole español o francés. Sin embargo, a poco que le hubiera interesado, era el personaje ideal para hacer de inseguro y cansado progre.
  Jose Luis Cuerda era una persona entusiasta, con energía y aplomo.Era tan racional y estructurado que se mudó de su casa familiar a un pequeño estudio para tener la concentración necesaria que requiere un rodaje.Sus hijas eran muy pequeñas y eso le hubiera trastocado su estricta planificación. Muy seguro de como tenía que ser cada personaje y buenísima persona. Eso sí, se le metía en la cabeza que mi personaje tenía que hablar del modo que había concebido  y no tuve manera de sacarle de su concepción, que para eso él era el director.Tuvímos encontronazos, en los ensayos previos al rodaje.Yo estaba cansada, arrastraba un año de gira con una función de teatro "El día que me quieras" y no sabía que estaba incubando una hepatítis "A", la benigna. Fui perdiendo kilos y poniéndome cada vez más amarilla, así que tuvieron que aislarme del resto del equipo, ponerme en una roulotte y cambiar la planificación para que yo pudiera estar casi siempre sentada.Antonio Resines, buen compañero, donde los haya y con el que me reí a gusto en las escenas que teníamos conjuntas, se encargó de visitarme en casa y traerme el régimen especial que necesitaba  para alimentarme y la "Biografía de Buñuel" de Carrière. Me quedé esquelética y luzco un color amarillento de cera en toda la pelicula, que se rodó en su integridad en Madrid entre junio y julio, con un bochorno espantoso y con la actuación de los Rolling Stones en el estadio Calderón durante el cual explotó una lluvia acumulada de primavera. Confieso, que me enamoré de Antonio Resines, aunque él ni se enteró y porque estaba comprometido e iba a casarse pronto.Antonio no quería ser actor y sin embargo, pasó de ser considerado uno de los mejores cómicos a un actor serio (te consideran más cuando haces drama, no se por qué) con una película de Ricardo Franco en la cual interpretó a "El Manso".Seguro que recuerdan mejor que yo el título de una de las mejores películas de la Historia del cine español.







CARTELERAS CINE PARES Y NONES Con Antonio Resines, Agustín González, Sílvia Munt 1982 (Cine - Posters y Carteles)






 Agustín González tenía un personaje de lo que era él, un escéptico y hombre solo.Como había de estar sentada y en reposo pude hablar mucho con él en los descansos.Ese es mi mejor tesoro de los años de actriz. Poder trabajar y charlar muchísimo con actores muy veteranos, cultísimos,  actores que en Francia o Inglaterra hubieran sido galardonados y tratados como parte del Patrimonio Nacional.
 Silvia Munt era una incipiente estrella catalana por haber rodado "La Plaça del Diamant" de Merçé Rodoreda, una serie de cuatro capítulos, creo recordar, en la cual ella era La Colometa. Era bailarina, además, y tenía un rostro iluminado por unos ojos muy expresivos. Ella iba a lo suyo. En principio, mi representante entonces, Damián Rabal hermano de Paco Rabal, firmó en contrato con la productora que Antonio Resines iría el primero en los títulos de crédito y yo la segunda. Pero Silvia Munt y su representante , no pararon en hacer maniobras traseras, hasta conseguir el segundo puesto, y con cartón exclusivo, para la Munt.
  Así me enteré en el festival de San Sebastián, donde concursó la película.Así lo ví.Fue Damián el que más se preocupó por ello y logró restañar mi segundo lugar. A mí, en el fondo me daba igual. A Antonio Resines, también le importaba muy poco esas cosas y a Carles Velat, supongo que tampoco le suponía un sofoco.
 A pesar de todo, el rodaje fue tranquilo.El ayudante de dirección era Micha Müller.No se si aún vive.Tenía una gran santa paciencia y mano izquierda para mover a los actores.
 El presupuesto de la pelicula era escaso, como siempre, pero nos pagaron bien y a tiempo.Eran de una seriedad fuera de lo común en aquella época. Y tanto Resines como JL Olaizola eran profesionales que conocían muy bien el medio y pertenecían a una generación que había pasado por la facultad de Ciencias de la Información y por la Escuela de Cine de Borau.
   La historia sobre matrimonios en crisis que se divorcian en el Madrid de los ochenta era una plaga desde que ganaron las elecciones los socialistas. Y la película reflejaba las ansias de much@s por separarse, especialmente los hombres y como tendían a perder las mujeres.Los personajes femeninos desempeñaban trabajos profesionales lejos de aquellos prototipos de personajes sin ocupación concreta de los años setenta.
 Jose Luis Cuerda tenía una disciplina de sacerdote.Luego me enteré que había sido seminarista. Lo llevaba todo planificado al dedillo.Por tanto se ahorró material, ensayámos todas las secuencias antes del rodaje, y tod@s tuvímos tan claras las cosas que no sobrepasamos ni un día de producción.
   Por supuesto Jose Luis Cuerda nunca volvió a llamarme para ningún papel.Le llamé cuando preparaba el casting de "El bosque animado" de Wenceslao Fernandez Florez, pero el papel de Hermelinda, nada tenía que ver conmigo y sí más con la guapísima actriz que lo interpretó: Alejandra Grepi, y era el bombón de la historia.
  Más adelante Jose Luis Cuerda se convertiría en el descubridor de Alejandro Amenábar con "Tésis" , un chaval, entonces, que escribió ese guión para vengarse, en parte, de un profesor de la facultad, que le auguró que no llegaría a nada.A veces, los profesores pueden ser una pesadilla en vez de cultivar el talento.
  

4 comentarios:

  1. Me gustan estas crónicas, Virginia. Me transportan a un lejano final de adolescencia en Cádiz, con cosas que parecían transcendentes y fundamentales hoy disueltas como terrones de azúcar, una piel con acné y un corazón sin cicatrices. La Caleta y la mesa camilla, mi abuela haciendo punto y mi padre fumando en pipa con la mirada perdida. Y me da un escalofrío aln darme cuenta que en 1982 mi padre tenía los mismos años que yo hoy.
    Gracias por hacerme sentir.

    ResponderEliminar
  2. "...aunque las páginas están numeradas no puedo ver hacia donde se dirigen, porque el final es un misterio q nadie puede leer en el libro de mi vida..." Sting (The book of my life)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el post. La verdad es que Velat lo borda pero no es difícil imaginarse a Gasset o a Ladoire haciéndolo. La secuencia de la comida con el alumno es un auténtico parte, Resines se sale, lo mismo que el casi monólogo de Agustín González en la fiesta de culturetas. Valoro a Resines mucho más por sus papeles cómicos que por los dramáticos, el papel de "La línea del cielo" de Colomo es insuperable. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. (se me olvidó firmar el comentario anterior)

    ResponderEliminar