Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

miércoles, octubre 24

A WERT NO LE AFECTA, art. Levante-emv


A Wert no le afecta

 02:19   
VOTE ESTA NOTICIA  

Virginia Mataix

La avenida de Blasco Ibáñez era acotada entre la policía local y la nacional, a mediodía. Estudiantes, en grupos, se acercaban al lugar de la cita. Universitarios que han decidido quedarse en Valencia, matricularse a precio de un ojo de la cara y salir a la calle lo que sea preciso, en contra de esas frases disuasorias  del PP, como «no  sirve para nada manifestarse». Pues creo que sí sirve. Les crujen los oídos, les pone de los nervios ver las fotos de las víctimas de una política de austeridad impulsada desde Alemania que salen por las calles a recordarles que han sido traicionados. No han resuelto ninguno de los problemas que prometieron resolver en su programa electoral, por tanto no queda más remedio que salir, protestar y montar una huelga para que sepan que no existe constancia de su resolución.
Las hojas vuelan perezosas por Blasco Ibáñez, desierta, salvo estudiantes, profesores, y algún despistado que deambula y alza la vista para otear el helicóptero para la ocasión. Los semáforos están empapelados de anuncios en búsqueda de empleo o habitaciones. Un estudiante levanta su pancarta: «Werte a tomar por culo». Y otra: «Sinwertgüenza». Arranca la manifestación en Valencia. Arrancaron en toda España y, digan lo que digan los periódicos y televisiones neoliberales, sumaron casi un millón de estudiantes junto a padres en tres días de huelga.
Wert, a semejanza de la troupe que tenemos por ministros, se ha ganado la indignación a pulso. Ha estrangulado la cultura, la enseñanza y el deporte públicos. Ha conseguido, gracias a su mala educación, que le abucheen en la Seminci, en cualquier lugar donde acuda y que se presenten cientos de manifestantes allá por donde vaya. Estas políticas de austeridad ocultan un asalto de los acreedores de esa deuda ilegítima al Estado social y a la democracia. Las manifestaciones y las huelgas sirven para mucho. En Portugal lograron que no se rebajen los sueldos y que no se elimine la paga extraordinaria de Navidad. Y a Wert, aunque ladre que no le afecta «lo más mínimo», le van a estar dando la matraca los cerebros que han tenido el coraje de no fugarse a otros países. ¿Por qué no se fuga él? Disculpen, quería decir ¿por qué no dimite él?

1 comentario:

  1. Buen resumen de lo que sucede y de las resistencias sociales, la única forma de que las cacicadas económicas, laborales y sociales sean más graves. Sin resistencia, lucha y alternativas se pierden condiciones de vida elementales y dignidad humana. Paco Frutos Gras

    ResponderEliminar