Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

miércoles, marzo 13

CHÁVEZ: PALABRA CUMPLIDA (artículo Levante-emv)


VOTE ESTA NOTICIA

Palabra cumplida

13.03.2013 | 01:44

Virginia Mataix
No sé en estos momentos cuántos casos como Gürtel, Brugal, Nóos,
Emarsa, Bárcenas, Bankia con sus preferentes, desahucios, privatizaciones
de enseñanza y sanidad, subida de tasas judiciales o recortes en prestaciones
sociales, transcurren ahorita en Venezuela de la misma manera que aquí
El país forma parte de una Iberoamérica distinta y España forma parte de
una Europa cuya integración es la de la desregularización y la privatización
En Venezuela la economía está al servicio del interés general. Pero Hugo Chávez
producía demasiadas emociones y sentimientos viscerales, demasiado auténticos
para una Europa neoliberal que detesta y rechaza cualquier apego de la ciudadanía
hacia políticos que cumplen.
Desde su fallecimiento, Chávez ha inundado portadas y comentarios muy
detractores por sus virtudes, porque había logrado para los que le amaban,
claro, cambiar la pobreza y la indignidad por aprendizaje, trabajo con catorce
pagas, vacaciones, políticas de igualdad para las mujeres y sembrar en los que
no lo tenían tan chévere, una alternativa mejor. La conciencia de Chávez nació
en el Caracazo cuando le hirvieron los intestinos por tener que ir a disparar contra
gente que iba a robar a los supermercados o a tiendas de electrodomésticos.
Un militar que que se rebeló contra los superpudientes y que años más tarde saldría
elegido por las urnas como presidente.
A mí me espantó, en sus comienzos, su figura, con ese lenguaje duro, patriótico
y tosco de los militares conjugado con la Iglesia. Un tipo paracaidista que abrazó
la tercera vía de Tony Blair en sus principios me daba repelús. Pero cambió.
Y cumplió su palabra con los que le votaron. No les defraudó. Tenía petróleo
y lo empleó para beneficiar a todas esas clases medias y populares que estaban
sufriendo el mismo expolio que ahora sufrimos en España: el del FMI. Y fue elegido
democráticamente una y otra vez. Murió. Hoy, los que le aman, le lloran, con sinceridad,
por kilométros. Otros, riquísimos, se ensañan. A pesar del luto nacional. 

2 comentarios:

  1. Muy de acuerdo contigo Virginia. Desde la contención has expresado el sentimiento de mucha gente. A mí al principio me causaba la misma impresión, que fue cambiando en la medida que el movimiento que Chávez encabezaba, cumplía y ponía en marcha una serie de políticas para la clase trabajadora y popular y para los más pobres. Una nota, además siempre se debe juzgar a una persona y a una obra en función del momento histórico, del ámbito y de la realidad del mismo. Saludos con cariño. Paco.

    ResponderEliminar

  2. Tomo nota de tu nota. Gracias por tu opinión, siempre muy bien acogida.
    Más saludos con cariño para ti, Paco.

    ResponderEliminar