Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

martes, abril 30

LA GRAN MISIÓN, artículo Levante-emv


OTE ESTA NOTICIA

La gran misión

30.04.2013 | 01:59

Virginia Mataix
Desperté por unos cánticos celestiales que atronaban mis oídos. En la plaza de mi barrio celebran la gran misión cada domingo practicantes católicos y sacerdotes, fieles servidores, patrocinado por la Diócesis de Valencia. Dos años antes fueron los del 15M  quienes debatían allí sin tanto estruendo. A Dios gracias, muchos de ellos andan ocupados en la PAH  y organizando movilizaciones o asociaciones ciudadanas, que no son precisamente actos de fe, sino pura información sobre un sistema que nos está llevando al empobrecimiento a base de recortes. Salí escopeteada de casa para cotillear un poco el tinglado que había montado la parroquia y aquello era un corro de espectadores aburridos en torno a una mujer que narraba con vehemencia la felicidad hallada por su conversión a la Iglesia Católica. No vi yo mucha animación en el lugar, la verdad. Salvo cuando le daban a la música por los altavoces espantando hasta las tórtolas.
La verdadera devoción y atmósfera de verbena la encontré el día anterior, entre los miles de ecuatorianos que recibieron a Rafael Correa, presidente reelegido de Ecuador y que abarrotaron el Museo Príncipe Felipe. Aquello sí que era todo un acontecimiento sentido y emocionado por un presidente que admite que allá van avanzando pero que queda mucho por recorrer y que acá, en Europa, aún tenemos todas las capacidades intactas, pero varadas. En Ecuador, el paro es de un 4 % y en España de un 26 %. La vieja Europa se desarrolló y se estancó por una crisis irreal. Aquí, sobran casas, pero se las queda el banco. En Ecuador quedan casas por hacer con fines sociales. Aquí hacen unas leyes de desahucios al servicio de los bancos privados.
Correa habló durante más de tres horas sobre la España de hoy, que parece la de los setenta y sobre un Ecuador en construcción basado en un proyecto político que se cumple. Por eso le volvieron a votar y por eso vino, para dar las gracias a sus ecuatorianos emigrantes en una Valencia congelada  y llena de capacidades sin poner en marcha por una mala política de ese BCE al que no le da la santa gana invertir en las personas y prefiere jugar al repago de la deuda con los bancos privados. Vaya gran misión del BCE.

1 comentario:

  1. Nos ha jorobado, Ecuador tiene un 4% de paro porque sus curritos estám aquí engrosando nuestro 26%

    ResponderEliminar