Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

sábado, diciembre 21

ELECTRICIDAD, art Levante

                                                                                                                                                                                                                                                          
VOTE ESTA NOTICIA
    

Ningún gesto magnánimo

Virginia Mataix

21.12.2013 | 05:30
Me ha llegado la factura del gas junto a la de la electricidad. Casi me da un pasmo. Cada mes, un susto con los gastos corrientes de una casa. Da igual que la potencia contratada de luz sea de 3,3 o de 5,7, el precio del kilovatio es el mismo y los impuestos de IVA y demás te aseguran que pagarás un recibo para millonarios. Llamo a la compañía con la que he suscrito el contrato para ver si existe alguna rebaja y lo que me ofrece es que desconecte todos los aparatos de la red, a ver qué pasa. Le pregunto si es un sarcasmo, por no mandarles como el gran Fernando Fernán Gómez : «¡A la mierda!». La comercial no sabe lo que es un sarcasmo. Al colgar, me quedo un rato sentada mirando el cálido sol que entra por la ventana. Menos mal, me digo, hoy no habrá que encender ninguna estufa.
Este es el día a día de los españoles de a pie. Mientras tanto, el PP votó en solitario contra impedir los cortes de luz y de gas a quienes no pueden pagarlos. A las compañías eléctricas se las protege y se les otorga más  presupuesto porque, según dicen los del PP, tienen déficit. Pero esas megacompañías gozan de unos márgenes de beneficios que doblan a las del resto de Europa. O sea, que somos los más gilipollas de la Unión Europea. Les estamos pagando a las compañías de electricidad y gas una pasta por encima de nuestras posibilidades. Sin embargo, esa Constitución que cambian cuando lo manda el BCE o el FMI, es intocable para que don Mariano fuera magnánimo con sus ciudadanos : nacionalizar ese oligopolio eléctrico. Se ve que para lo único que permite la troika cambiar la Constitución es para ese acto humanitario llamado la reforma laboral.
Aunque pidan la dimisión de Rajoy por todos los frentes, él sigue tan pancho. Una probable puerta de alivio que nos queda al amargado pueblo español podría residir en las próximas elecciones europeas, donde Alexis Tsipras será el candidato de  la izquierda europea. Confiemos en que puedan ganar escaños y comenzar a pelear por la nacionalización de servicios imprescindibles de la Europa del sur.

1 comentario:

  1. Interesante artículo de hoy (21-12-13) en Público.es firmado por Pablo Iglesias y Jorge Moruno. A un millón y medio de familias le han cortado la luz por no poder pagar la factura. Mientras tanto, las eléctricas obtienen enormes beneficios y el Estado mantiene con ellas una deuda de dudosa legitimidad que, además, está en manos de los bancos. Así se cierra el círculo de los beneficios a costa de los ciudadanos.
    Los autores se plantean la posibilidad de aplicar el art. 128 de la Constitución ante una situación de emergencia. "La riqueza del país... sea cual sea su titularidad, está subordinada al interés general... Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio, y así mismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general."
    Pero, claro, ¿cómo van a legislar así los mismos que utilizan a las compañías eléctricas como puerta giratoria cuando dejan la política? Un montó de ellos se sientan en sus consejos de administración. De todos los grandes partidos.


    ResponderEliminar