Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

sábado, junio 7

Podemos y la izquierda, artículo en Levante

Podemos y la izquierda

29.05.2014 | 04:15
Refunfuñé como una anciana militante. Podemos había sacado un resultado muy próximo al de Izquierda Unida en las elecciones europeas. Repasé entonces la travesía de Pablo Iglesias desde 2011, cuando IU le adjudicó la campaña electoral, consiguiendo once escaños en las elecciones generales. Al poco tiempo comenzó a emitir junto a Juan Carlos Monedero un programa de entrevistas y debate de radio desde un local en Vallecas La tuerka, siempre crítico con el sistema neoliberal que nos gobierna. Un día comentó por las redes que iba a aparecer en In-tereconomía para demostrar que se podía defender una postura de izquierda dentro de un programa de derechas. Se empezó a recelar entre militantes muy acostumbrados a disponer tan solo del espacio de los barrios para predicar con el ejemplo y a la práctica de la humildad, para evitar el protagonismo personal y repartirla con los compañeros/as. Más tarde, las apariciones en Cuatro y en La Sexta arrojaron rumores sobre si Pablo Iglesias era un producto elaborado por Berlusconi y Lara.
El caso es que de su boca no ha salido ningún insulto hacia Izquierda Unida; es más, se ha mostrado siempre hermanado hacia esta organización. Lo que reivindicaba Pablo era más presencia en los medios de comunicación. Para entonces, ya era una estrella para generaciones jóvenes. Un millón y pico de votos recogidos. No es moco de pavo. Ha debido arrancar votos no solo al PSOE, sino a IU y, seguramente, a UPyD. Ha levantado ampollas a un lado y a otro; pero ojo, porque le ha dado el sí a Alexis Tsipras en cuanto a defender las políticas de la Izquierda Plural de Europa en el Parlamento Europeo. Y si hay algo que ha construido a lo largo de diez años Tsipras, la cabeza visible de Syriza en Grecia, ha sido la unión entre movimientos sociales, cívicos y fuerzas de la izquierda para decirle un no como una catedral a la troika. Y es ahora cuando más se necesita de una gran izquierda aliada que pare en seco las actuales políticas neoliberales y las terribles que están por venir. Preferí dejar de refunfuñar.

3 comentarios:

  1. Demos un voto de confianza a esta organización.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

  2. Por supuesto, Alfred. Necesitamos a la izquierda.

    ResponderEliminar
  3. Llego un poco tarde, por suerte el trabajo deja poco tiempo, pero sigo pasando por aquí, eh?. Por si explica algo el fenómeno de "Podemos", yo no decidí mi voto hasta el día de las elecciones por la mañana. Y el mío arrastró (por consulta y no coacción), otros 2. Normalmente, el mío hubiera ido a mis ecologistas locales de SSP (no se presentaban), el de mi mujer a IU y el de mi madre a UPyD. Pero Podemos aglutinó esos 3 votos, entre el castigo, la esperanza y la oportunidad. Veremos qué depara el futuro.
    Besos desde las islas del sur!

    ResponderEliminar