Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

jueves, julio 31

Pedro Sánchez, el guapo (art. Levante-emv)

 

Pedro Sánchez, el guapo

Todavía habrá gente que se crea que  Sánchez representa a la izquierda, cuando la realidad es que el PSOE ha hecho un pacto con los poderes económicos y el FMI. Nada nuevo, es el mismo pacto establecido en Suresnes,  firmado por Felipe González.

31.07.2014 | 04:15
Vaya frenesí que hemos vivido estas semanas. Entre las primarias abiertas, las convergencias entre la izquierda real, los  aforados y la final del Mundial... Un sinvivir, oigan. Y va, y gana el candidato fetén de Susana Díaz, de ese PSOE, al que se le cayó primero la O y más adelante la S, Pedro Sánchez. Un jovenazo apoyado por el partido en Andalucía, chico guay, alto, delgado y bello. Tan hermoso por fuera como taimado por dentro. Tan de izquierdas, que fue ex consejero general de Bankia y se cerró en banda para que no se investigara nada. Y para remate, el flamante secretario del nuevo PSOE, declaró nada más ser elegido, que «plantear que no se rescaten bancos sería ir a la depresión». 
La patronal, Merkel y el PP están encantados con Sánchez, porque le consideran el menos radical de los tres que aspiraban al cargo. Una pena que el único candidato sólido y socialista de verdad,  Tapias, y dispuesto a coger el rábano por las hojas, obtuviera un 16 % de votos de sus propias bases. Él sí quería suprimir esa reforma laboral y enfrentarse a la troika. Pero ha ganado un nuevo capataz del oligopolio de los lobbies económicos. Como el personaje de Donald Sutherland de la película Novecento.
Menudo giro a la izquierda de este PSOE, basado en la imagen de un guapo y no en volver a recuperar el socialismo de su fundador Pablo Iglesias (el que no tenía coleta). Lo peor es que todavía habrá gente que se crea que Sánchez representa a la izquierda, cuando la realidad es que el PSOE ha hecho un pacto con los poderes económicos y el FMI. Nada nuevo, es el mismo pacto establecido en Suresnes, firmado por Felipe González. El Partido Popular está lleno de orgullo y satisfacción por este mister Sánchez que parece un afiliado más a sus filas.
Total, que la recomposición de este PSOE va de gloria para la restauración monárquica. Ninguna mención sobre un programa con puntos concretos sobre la banca, la creación de empleo, reforma fiscal, privatización de bienes públicos, abolición de la reforma laboral, nacionalización de las eléctricas... ¿Para eso tanta algarabía de primarias en el PSOE? Lo siento mucho por socialistas sólidos como el valenciano Manuel Mata o el vasco Odón Elorza, que apostaban por un cambio de raíz. Más de lo mismo.

lunes, julio 28

EL PATIO TRASERO en Valencia


  Sentada en la terraza de un pub histórico con una querida amiga a eso de las ocho de la tarde, se nos hizo imposible charlar. No era por la estridencia de la música de jazz, ni por las voces en grito de la clientela. Una plaga de moscas verdes y otros insectos diminutos se lanzaban sin piedad sobre nuestros cuerpos más a la intemperie por el calor pegajoso valenciano. El pub resiste desde hace treinta años junto a su dueño y ha atravesado de modo estoico los vendavales del curso del tiempo. Y a pesar de la plaga de insectos que domina este verano al vecindario, la suciedad, las flores blancas que escupen los árboles junto a las basuras apiladas alrededor del contenedor, los dueños se defienden. ¿Quién iba a decirme a mí que iba a revivir la misma atmósfera, los mismos acontecimientos que viví en Malabo treinta años atrás? Lo único que faltaba era el paisaje de mujeres en cuclillas con sus niños gritando a la puerta de sus chabolas mientras los maridos o los ancianos parientes morían en el interior de tifus o de fiebre amarilla, debido a esos mosquitos que se mueven en aguas podridas.
  Los negros pasean su mercancía y los rumanos, niños y viejos hurgan en los basureros. Nos vamos acostumbrando a la anormalidad. Buñuel, quizás hubiera tenido que volver a rodar una película sobre las nuevas Hurdes de este país. Guinea Ecuatorial, cuando dejó de ser española se convirtió en tierra de tribus que fueron sucediéndose en golpes de estado. A mí me tocó el de Enguena a punta de metralleta. Y sin embargo el día anterior los parientes de Enguena nos habían proporcionado víveres y atrezzo para la película "bandera Negra". Durante los días que permanecímos en aquella pocilga de tierra, no pudímos ducharnos, tan solo salía un pequeño chorro de agua, no potable, del grifo, que aprovechábamos para hacernos el lavado del gato y si  había suerte, los cooperantes españoles, nos invitaban a sus casas medio derrumbadas y nos lanzábamos a la piscina con dos palmos de agua sin depurar para sentir algo de limpieza.
  Me pinché con un clavo rodando una de las escenas en las que el "malo" me perseguía. Fue un drama. Los médicos solo recibían antitetánica una vez a la semana a través de las aereolíneas Iberia. Por fortuna al día siguiente llegó. Pero el susto de todo el equipo era, que la única vacuna que no nos habían inyectado en Madrid fue la antitetánica. No cogí el tétanos. Pero me picaron unos mosquitos que dejaron unas cicatrices durante dos años en mis piernas.
  Valencia, está asquerosa. No hace falta trasladarse a la selva, o a cualquier lugar del llamado tercer mundo. Lo tenemos aquí. Ya somos uno de los patios traseros mundiales para que otros en Estados Unidos puedan vivir mejor. Así se lo decía el personaje de la Cía al personaje que encarnaba Jack Lemon en "Missing" (de Costa Gavras) : " Pero ¿Usted qué se cree? ¿Qué podría llevar su standard de vida, de americano medio si no creáramos muertos y pobreza en otros países?".

viernes, julio 18

EN GAZA MUEREN NIÑOS


sábado, julio 12

EL círculo virtuoso de Montoro. Artículo en Levante-emv

El círculo virtuoso de montoro

12.07.2014 | 04:15
El truco sobre el «círculo virtuoso» de techo de gasto y crecimiento económico del señor Montoro  consiste en mandar un mensaje engañoso a la población y otro muy distinto  al Consejo Europeo, que es el de seguir aplicando la política económica de recortes que manda la troika. En fundamentos lógicos de economía, atufa que se hayan variado los resultados, sustituyéndolos por otros mágicos, acompañados de sacrificio y tortura para las clases populares. Se baja el IRPF a las grandes empresas y grandes fortunas, no a la mayoría de los ciudadanos, pero con esa rebaja fiscal que proclama el PP, añade que no existirán recortes en los servicios públicos, que todo esto llevaría a la reducción del déficit público, según el modelo de crecimiento económico implantado desde el comienzo de la legislatura del gobierno del PP. Curiosamente, ha habido una devaluación social interna, que el mimado mercado recomendaba.
Montoro decía que el principal indicador de crecimiento eran las exportaciones. Pues las exportaciones están cayendo, la deuda externa está en niveles históricos, las empresas extranjeras que han venido a este país repatrían sus beneficios y las empresas españolas en el extranjero reducen sus márgenes. Se está expulsando a nuestra gente cualificada a otros países que dejan sus beneficios allí. Padecemos un decrecimiento económico, mientras aumenta el negocio de la droga y la prostitución. La realidad no es «el círculo virtuoso» sobre déficit cero.
Se sigue favoreciendo con ese IRPF al que más capacidad tiene de recortar. Y las grandes fortunas no invierten en creación de empleo, invierten en el sistema financiero y la consecuencia puede ser una burbuja financiera. Y ya sabemos las consecuencias del estallido de una burbuja. ¿Quiénes van a pagar el pato? Las comunidades autónomas, que son las que gestionan el gasto social, la sanidad, la educación y las que van a estar condicionadas a realizar nuevos recortes que Montoro anuncia como «círculo virtuoso». Ah, ya me explicarán cómo crece el empleo, porque no entiendo eso de que se liquide un contrato indefinido y se contraten a dos por la mitad de precio.

STING Y STEVIE WONDER: FRAGILE




  Canción y letra de Sting. Cantan en el 60 cumpleaños de Sting Mister Stevie Wonder y Sting.

domingo, julio 6

SADE ADU : FAVORITAS





  Entre aereopuertos, en un vuelo desde Madrid a Barcelona, allá por 1985 mientras presentaba desde San Cugat "Si lo sé no vengo" y, ella, Sade Adu iba a dar un concierto, nos cruzamos. Su novio, entonces, nos presentó. Charlamos un buen rato. Y por primera vez en mi vida le pedí un autógrafo a alguien. Parecía una diosa nigeriana. Y además me gustaba la sensualidad, la lentitud y dulzura tanto en movimientos como hablando.











 

jueves, julio 3

Hacia un bloque social y político (artículo en Levante-emv)


Hacia un bloque social y político

03.07.2014 | 04:15
El 15 de mayo de 2011 salieron a las plazas miles de personas indignadas.  Los indignados fueron un movimiento espontáneo que estalló en la calle, con ilusión, bajo el lema «Otro mundo es posible» y  hartos de un sistema político envejecido, divorciado de la participación ciudadana. El 15M fue el punto de partida para la creación de la PAH con  Ada Colau al frente. Esta plataforma  consigue  parar muchos desahucios diarios,  además de dar soporte a las víctimas.
Brotó multitud de movimientos ciudadanos, como las diferentes  mareas de sanidad y de enseñanza, que lograron detener la privatización de la sanidad en Madrid. Estalló Gamonal, un barrio de Burgos, sin ser, precisamente, un lugar obrero. Nace el Frente Cívico y con Julio Anguita como referente, con el objetivo de reaccionar con valores éticos y socio políticos, que sea capaz de unir a la ciudadanía, con propuestas concretas y programáticas para cambiar la situación de emergencia social. A golpe de emails, del boca a boca, de las redes, convocaron las marchas de la dignidad que reunieron en Madrid a más de un millón de personas.
La sorpresa para el bipartidismo llega con los resultado de las elecciones europeas. Perdieron más de lo esperado. Podemos impactó con cinco diputados, Izquierda Unida triplicó y Compromís junto a Equo consiguieron uno. Tras someterlo a debate dentro del Consejo Político General, el 27 de junio IU decide, por fin, que es mejor sumar y utilizar una forma nueva de hacer política institucional y de calle, que no sea puramente electoralista. No solo a través de la coalición de siglas, sino con una convergencia entre  los distintos movimientos sociales que batallan en distintos espacios de la calle y con partidos de izquierda real, para cooperar en luchas específicas. Comienza, pues, la andadura de un Bloque Social.  Alberto Garzón, junto a Clara Alonso, ha aceptado la tarea de liderar un proceso constituyente y de convergencia con  formaciones políticas y sociales. Estar más por lo que une que lo que separa.

miércoles, julio 2

POR QUÉ VOY A VOTAR, post de Twistdpalo

23/05/2014 General 5 comments
suffragettes 
 
 
 
 
 
          Compañera de twitter, peleadora, se cuestiona a sí misma, cuestiona mucho la política, el sistema, y este momento tan cutre y sombrío que vivimos. No le calla nadie. Es guapísima y gata, es decir, madrileña, como yo. Muy diáfana, directa y sincera.
 
 
   
Ay que viva, si, la abstención activa, el anarquismo y la defensa del voto como violencia prosistema.
Vamos que cada cual haga lo que quiera y como le parezca, que mi texto no pretende enmendar la plana ni ridiculizar otros enfoques ante unas elecciones sobre las que planea la abstención, por desgracia más pasiva por falta de interés que militante de la acracia.
Dicho lo cual, mi intención es votar en estas y (supongo) en las próximas elecciones por varias razones, pero sobre todo, por una muy sencilla: el abstencionismo no traerá más activismo sino que lo frenará en seco.
A ver, no se queden ustedes en la rotundidad de la afirmación: la causa de que aparezcan nuevas leyes que criminalicen la protesta no será, evidentemente, de la abstención, sino de los representantes del poder económico instalados en los escaños del PSOE y del PP, principalmente. Pero la abstención, tal y como se diseñó la ley electoral, no hace sino refrendar el porcentaje de poder de quienes queremos derrotar.
¿Cómo podemos cambiar eso? Desde luego no va a ser tampoco votando cada 4 años y viviendo la legislatura con los ojos cerrados, esperando a que “pase algo” que no va a pasar , porque los cambios no pasan, se conquistan, y se conquistan desde y por la calle y ahí están mis amigos del abstencionismo activo. Pero yo comienzo mi análisis a partir, no tanto del cómo podemos cambiar las cosas, sino a partir de cuándo va a ser imposible cambiarlas, y este cuándo lo marcan las agendas electorales, las victorias que lleven a ejemplares como Cañete o Valenciano a Europa, a hablar por nuestra boca, participando con sus mayorías en el gran juego de la Comunidad Económica Europea, que es la que manda aquí junto con el FMI.
Yo no quiero que Cañete y Valenciano representen con sus mayorías pírricas la voz de los españoles en un sitio donde se decide nuestro futuro, pues eso es lo que vamos a tener que comernos durante años todos, tanto el que se abstuvo como el que votó. Y es en esa desgracia colectiva donde si somos mayoría.
Que las órdenes de desahucio no provienen de un policía vestido de robocop y que te tira la puerta. Ese es el brazo ejecutor. Que no es el ministro de tal o cual el que recorta. Que eso y casi todo lo que hoy lloramos, se decide en Europa y estos, Valenciano y Cañete dicen que si a todo y que no a nada, al unísono en un 75% de las veces en la eurocámara.
No quiero respaldarles con un voto nulo, ni con un voto en blanco ni con mi abstención.
Yo no quiero regalarles nada a estos enemigos míos y de mi gente.
Entiendo que el voto, tal y como está planteado por nuestra legislación actual, no es lo mejor ni lo más justo ni lo más antisistema, pero es la posibilidad más real de tener algún tipo de voz dentro de los órganos de decisión y por tanto, de frenar el advenimiento del autoritarismo que estos dos socios bipartitos preparan, así como la ola prefascista que ya se respira en la vieja Europa.
La democracia (y la política) es mucho más que votar. Es participar en la calle, es pensar críticamente, es luchar por nuestros derechos.
Pero ni derechos, ni pensamiento, ni nada quedará en pie después de este Atila bipartidista.
No quiero tener miedo a decir lo que pienso.
No quiero que el activismo se persiga como un delito.
No podemos soportar que nos recorten más.
Por eso, y activamente, yo voto.
(En la imagen, sufragistas inglesas con máscaras, manifestándose en las calles, luchando por su derecho a votar, por que votar es un derecho, no una violencia prosistema, un derecho conseguido por el activismo político).

Discurso de Pablo Iglesias en Parlamento Europeo





  Una nueva forma de hacer política ha llegado al Parlamento Europeo. Por fin.