Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

jueves, julio 31

Pedro Sánchez, el guapo (art. Levante-emv)

 

Pedro Sánchez, el guapo

Todavía habrá gente que se crea que  Sánchez representa a la izquierda, cuando la realidad es que el PSOE ha hecho un pacto con los poderes económicos y el FMI. Nada nuevo, es el mismo pacto establecido en Suresnes,  firmado por Felipe González.

31.07.2014 | 04:15
Vaya frenesí que hemos vivido estas semanas. Entre las primarias abiertas, las convergencias entre la izquierda real, los  aforados y la final del Mundial... Un sinvivir, oigan. Y va, y gana el candidato fetén de Susana Díaz, de ese PSOE, al que se le cayó primero la O y más adelante la S, Pedro Sánchez. Un jovenazo apoyado por el partido en Andalucía, chico guay, alto, delgado y bello. Tan hermoso por fuera como taimado por dentro. Tan de izquierdas, que fue ex consejero general de Bankia y se cerró en banda para que no se investigara nada. Y para remate, el flamante secretario del nuevo PSOE, declaró nada más ser elegido, que «plantear que no se rescaten bancos sería ir a la depresión». 
La patronal, Merkel y el PP están encantados con Sánchez, porque le consideran el menos radical de los tres que aspiraban al cargo. Una pena que el único candidato sólido y socialista de verdad,  Tapias, y dispuesto a coger el rábano por las hojas, obtuviera un 16 % de votos de sus propias bases. Él sí quería suprimir esa reforma laboral y enfrentarse a la troika. Pero ha ganado un nuevo capataz del oligopolio de los lobbies económicos. Como el personaje de Donald Sutherland de la película Novecento.
Menudo giro a la izquierda de este PSOE, basado en la imagen de un guapo y no en volver a recuperar el socialismo de su fundador Pablo Iglesias (el que no tenía coleta). Lo peor es que todavía habrá gente que se crea que Sánchez representa a la izquierda, cuando la realidad es que el PSOE ha hecho un pacto con los poderes económicos y el FMI. Nada nuevo, es el mismo pacto establecido en Suresnes, firmado por Felipe González. El Partido Popular está lleno de orgullo y satisfacción por este mister Sánchez que parece un afiliado más a sus filas.
Total, que la recomposición de este PSOE va de gloria para la restauración monárquica. Ninguna mención sobre un programa con puntos concretos sobre la banca, la creación de empleo, reforma fiscal, privatización de bienes públicos, abolición de la reforma laboral, nacionalización de las eléctricas... ¿Para eso tanta algarabía de primarias en el PSOE? Lo siento mucho por socialistas sólidos como el valenciano Manuel Mata o el vasco Odón Elorza, que apostaban por un cambio de raíz. Más de lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario