Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

sábado, abril 25

Comunistas en Japón, segunda fuerza política




 ¿Quién hubiera apostado por una de las fuerzas políticas más votadas ayer en Japón? Nadie, porque no había sido pronosticada en las encuestas electorales. Y sin embargo uno de los partidos más sólidos liderado por Kazuo Shii ha obtenido el segundo puesto en las elecciones municipales. La noticia partió de un medio economista financiero y aquí en España lo reflejó Libertad Digital. Inaudito que un periódico como EL PAIS o EL MUNDO no dieran a conocer un triunfo electoral de semejante partido en sus páginas.
 Ya sabemos que nombrar Comunismo es nombrar al demonio, todavía. pero en Japón llevan con economías neoliberales y basadas en economía financiera de especulación. Allí, aún el mayor jefe de estado es un Emperador, cuya mujer está enferma de depresión crónica. Y el drama social, descrito por Haruki Murakami con diálogos humorísticos y muy originales (además de no machistas) ,  viene siendo el reflejo de el abuso de Estados Unidos en la isla asiática y la falta de trabajo de las clases medias y obreras. ¿Quién iba a decir que el partido comunista ha ido calando en una sociedad sumisa, machista, esclavizada, de adictos al trabajo, de mafias, de exquisita educación anciana, de tradiciones y rituales imperiales, de geishas, de zen, kárate, de baladas de Narayama y de paisajes pintados en acuarela dulce?
  El comunismo podrá ser un demonio, pero cuando las personas, de cualquier parte del mundo, han perdido su dignidad, se han degradado y ya no pueden ni siquiera comer o vivir 20 en 40 metros cuadrados suelen apostar por poder comer y repartir la riqueza de manera más justa.O hacer una reforma agraria en vez de jugárselo todo a la bolsa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario