Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

martes, mayo 26

Ojito al PSOE y PODEMOS


  Tras el éxito de las candidaturas unitarias, hechas a base de coaliciones entre varios movimientos sociales y partidos de izquierdas, ahora, quedan varias incógnitas para el futuro político en España de cara a las próximas elecciones generales, en noviembre de 2015.
   Los de Podemos no creo debieran apuntarse los tantos de Ada Colau o Manuela Carmena. Ellas iban de la mano de una candidatura unitaria , donde una de las fuerzas políticas era Podemos. Por tanto "el coletas"  que no se de como vencedor de nada. Otra cuestión es que Pablo Iglesias criticó a IU por la situación de pactos en  Andalucía con el PSOE. Pues ojito, porque seguramente Podemos se aliará con PSOE. Y el PSOE tendrá que elaborar muy bien sus cuentas. Es decir, si le sale mejor unirse declaradamente al PP o ponerse en plan ambivalente y pactar, cara  a la galería, con Podemos y los frentes unitarios populares. El PSOE , recordemos, está por la labor de lo que exige la TROIKA y votan en el congreso (sin que un montón de ciudadanos lo sepan) las mismas leyes, como reforma laboral, privatizaciones etc, etc. No olviden quien es el PSOE y lo que hicieron en Grecia hasta que dieron la cara y se estrellaron en las generales de 2015. Fue Syriza quien ganó y quien está ganando el pulso a la troika.
  La poltrona es la poltrona. Y las cúpulas del PSOE, véase Susana Díaz y Pedro Sánchez son estilo "lobo de Caperucita Roja". Ni están por la labor de estructuración de la deuda financiera, ni por la nacionalización de la banca, ni por devolver las instituciones públicas a manos de el pueblo. De lucha de clases y reparto de riqueza entre el pueblo, el PSOE no dice ni mú.

lunes, mayo 25

Elecciones Municipales en España.Rita se va.

Enlace permanente de imagen incrustada


  20 años de Alcaldesa en Valencia por el partido de derechas PP. Ayer se celebraron en toda España elecciones municipales y autonómicas. La gente estaba quemada, decepcionada, más pobre y soportando humillaciones, despidos, hambre, malostratos, recortes en Sanidad Pública, en Educación, en Pensiones. Privatizaciones, Corrupción por parte de los políticos....y ayer en España la gente salió a votar mucho más que en 2011. Las candidaturas unitarias populares de izquierdas han dado gratas sorpresas.. Ctalunya tendrá a Ada Colau de Alcaldesa. Madrid tendrá a Manuela Carmena de Alcaldesa y en Valencia gana una coalición entre nacionalistas de izquierdas ; Compromís y Podemos. Rita Barberá y Fabra, en la foto, se van. Las caras de los paseantes por las calles comenzaban a recuperar el color y la sonrisa. La esclavitud ha votado que no quiere ser vasalla , ni esclava.

ADA COLAU, nueva alcaldesa en Barcelona

 Enlace permanente de imagen incrustada

viernes, mayo 22

ORIGENES , columna de Javier Lezaola

 EN www.diario.es CANTABRIA
Orígenes    
El debate que abrió Rajoy sobre el origen de los partidos españoles es interesante, sobre todo si no se cierra en falso, como hizo el líder del PP.

Manuel Fraga y José María Aznar, durante un mítin de campaña en el año 1989 / Ramón Castro - EFE
Manuel Fraga y José María Aznar, durante un mítin de campaña en el año 1989 | Ramón Castro - EFE

Mariano Rajoy dijo hace unos días que su partido no nació "en ninguna tertulia ni en ningún plató de televisión", sino "de la base". Es curioso, teniendo en cuenta que fue puesto en marcha por los denominados siete magníficos, que no eran sino seis exministros de Franco y un procurador en Cortes ( Neofranquistas entusiasmados celebraron su primer congreso / Los siete líderes de Alianza Popular anunciaron su federación y el paso hacia un partido único / Gritos de "¡Franco, Franco, Franco!" de 3.000 fervorosos congresistas, tituló Diario 16 junto a una gran foto de Manuel Fraga –el líder de los siete magníficos– en su portada del 7 de marzo de 1977). Esa y no otra es la "base" del PP, antes Alianza Popular. Un partido nacido "en la democracia", añadió Rajoy.
Dejando a un lado que una cosa es nacer "en la democracia" y otra nacer de demócratas –bueno, y dejando a un lado también que llamar democracia a lo que había en España en marzo de 1977, casi dos años antes de que se aprobara la Constitución, no es serio–, es un debate interesante el que abrió Rajoy sobre el origen de los partidos españoles. Sobre todo si no se cierra en falso, como hizo él. Sigamos.
Podría decirse que el origen del partido que ahora lidera Pedro Sánchez –o Pedro Sánchez y Susana Díaz– está, más que en el Madrid de 1879, en el Suresnes de 1974, porque, más que refundarse, en la localidad francesa nació entonces un nuevo partido, al apoderarse definitivamente de las siglas del PSOE Felipe González y sus colaboradores, con el apoyo de la socialdemocracia europea, pero también de Washington y de alguien más (cuenta Alfredo Grimaldos en su libro La CIA en España que oficiales del SECED –el servicio secreto creado por Carrero Blanco– proporcionaron el pasaporte y escoltaron a González hasta Suresnes). Atado y bien atado. Y, por cierto, ni rastro de "tertulias" ni de "platós".
Por su parte, el origen –que no el futuro– de Ciudadanos y el de UPyD se parecen mucho: el primero procede de sectores enfrentados al soberanismo catalán y el segundo procede de sectores enfrentados al soberanismo vasco. ¿Serán pues las plataformas Ciutadans de Catalunya (origen de Ciudadanos) y ¡Basta ya! (origen de UPyD) las "tertulias" a las que se refiere Rajoy? No es del todo descartable, pero ni esos dos grupos ni sus apoyos intelectuales –pasados y presentes– parecen los más indicados para quitarle el sueño al líder del PP.
Como Izquierda Unida no es un partido, sino una coalición, y además nació en 1986 al calor de las movilizaciones para reclamar la salida de España de la OTAN –de nuevo, ni rastro de "tertulias" ni de "platós"–, de los partidos grandes de ámbito estatal sólo nos queda Podemos, cuyos principales líderes están vinculados a La Tuerka, programa de televisión –ojo, que aquí viene el presunto delito de lesa patria– con su plató y su tertulia. Su tertulia política, para más inri. Que es que igual va a tener razón Rajoy cuando insinúa que no hay derecho a surgir de ahí, pudiendo haber nacido "de la base" y "en la democracia", como otros.

viernes, mayo 15

La otra cara de la corrupción (de Javier lezaola)

  Una semana más la columna de Javier Lezaola en el Diario de Cantabria, reflexionando sobre la falta de escrúpulos, de lealtad y falta de principios de algunos políticos y la reflexión sobre esa deslealtad entre izquierda y derecha.

La otra cara de la corrupción

La esencia y la consecuencia más grave de la corrupción no es el sobre atiborrado de billetes ni la 'tarjeta black', sino la puesta del poder político al servicio del poder económico.

Corromper es sobornar, por lo que para que haya un corrupto (sobornado) tiene que haber también un corruptor (sobornador). Y es que la corrupción no tiene una sola cara, sino dos: la del poder político (corrupto) y la del poder económico (corruptor). Desde el punto de vista del primero consiste en utilizar el cargo público para sacar tajada –en forma de pagos y prebendas– y desde el punto de vista del segundo consiste en proporcionar esa tajada al político corrupto para obtener otra tajada más suculenta, en forma de leyes, contratos... o de simple sumisión incondicional.
La corrupción tiene una cara A –el sobre atiborrado de billetes, el hit periodístico destapando el último chanchullo, ese "los políticos son unos chorizos" que ameniza tantas conversaciones de ascensor–, pero también tiene una cara B, menos comercial, aunque mucho más determinante, porque contiene la esencia y la consecuencia más grave de la corrupción (de la corrupción ilegal y de la que "no es ética, pero es legal", que decía aquel): la puesta del poder político al servicio del poder económico.


Así, la corrupción no es exclusiva del capitalismo, pero sí es inherente a un sistema económico que está movido por el ánimo de lucro; puede haber corrupción sin capitalismo, pero no hay capitalismo sin corrupción, porque la corrupción es esencial para que el poder económico controle de forma efectiva el poder político. Aunque hay corrupciones y corrupciones, y la española siempre ha destacado por su parafernalia obscena, en la línea de lo que Azcona y Berlanga reflejaron magistralmente en La escopeta nacional.
En España la corrupción ha sido consentida por buena parte de la sociedad, de forma indisimulada hasta hace un lustro –cuando se ha evidenciado el conchabamiento de corruptos y corruptores para recortar derechos, libertades y plantillas– y de forma más soterrada desde entonces.
En España la corrupción ha sido consentida por buena parte de la sociedad, de forma indisimulada hasta hace un lustro –cuando se ha evidenciado el conchabamiento de corruptos y corruptores para recortar derechos, libertades y plantillas– y de forma más soterrada desde entonces. Sólo así se explican cosas como que ningún alto cargo del partido que ocupa el Gobierno central se haya visto obligado a dimitir –y ni siquiera haya tenido que salir a dar explicaciones– tras demostrarse cosas como que la caja B y el dinero negro existen en el PP desde que el partido se fundó.
Pero la corrupción no se produce sólo en las fuerzas más vinculadas al poder económico. Casos como el de las tarjetas black de Bankia evidencian que ese poder económico también sabe asegurarse la lealtad de cierta izquierda capaz de pasarse por el forro del cajero automático sus principios más básicos, empezando por el de la autonomía del poder político respecto del poder económico-financiero. Y este no es un asunto menor, sino el quid de la cuestión, porque un caso de corrupción en un partido de derecha en el fondo no es más que una anécdota –incómoda, pero anécdota– tanto para ese partido –la derecha representa al poder económico– como para buena parte de su electorado potencial, pero un caso de corrupción en un partido de izquierda es algo más, y no puede ser despachado con un "todos los partidos tenemos corruptos, lo importante es que nosotros los expulsamos".
El unte de los corruptos de izquierda sirve para someter a esos corruptos al poder económico que los unta. Esto es lo que está detrás –y va mucho más allá– de la tarjeta black que entra y sale de un cajero automático. Esta es la otra cara –la cara B– de la corrupción, la cara que tanto se silencia porque tanto conviene silenciar. Esto es lo que ha convertido a buena parte de la izquierda política y sindical en una marioneta del poder económico-financiero.

martes, mayo 5

ADIOS MAMÁ febrero1936- mayo2015




Mi madre María Virginia Mataix Scasso. Foto a los 18 años y a los 76 años.




Llamaron a las diez y pico de la noche de la comisaría de Sarriá. El jefe de servicio de los Mossos de Scuadra me comunicó con tacto y delicadeza que habían encontrado muerta a mi madre sentada en el sofá, arropada con una manta. Un paciente de ella Ricard se alarmó porque ella no contestaba   al teléfono ni al timbre de la puerta. La policía acudió con un médico forense, forzaron la cerradura y no dejaron entrar a unos cuantos amigos que se concentraban en el rellano de la entreplanta. El hornillo eléctrico donde cocinaba sostenía un pequeño cazo ennegrecido con un muslo de pollo que seguramente estaba preparando para cenar o comer. Quién sabe. El médico ordenó la recogida del cadáver y transportarlo al instituto anatómico forense para practicarla una autopsia al no poder precisar las causas de su muerte. También recogieron las llaves de su casa y el DNI. Por tanto , al ser su única hija en vida, me correspondía por procedimiento legal, en este caso, ser yo la que tuviera que trasladarme a Barcelona desde Valencia y recoger sus pertenencias. Poco después mi teléfono no paro de sonar. La policía, las funerarias, algunos amigos de mi madre y el juzgado de instrucción número 11 para notificarme el número de diligencia e itinerario a seguir de manera fría burocrática. Mi tía, su única hermana me ofreció acompañarme. Mi tía Marisa. La que siempre estuvo, la que suplió en tantas ocasiones a mi madre. Porque mi madre no tenía por costumbre acudir a los entierros de nadie, ni a los hospitales . Tenía pavor a la medicina ortodoxa por su creencia a pies juntillas en el Seitai, una práctica y teoría de medicina alternativa japonesa. En los dos últimos años había mezclado el zen con la fe en la Virgen de Lourdes y la religión católica. Solía visitar el pueblo francés y la gruta que cobijaba la efigie de la virgen. Diez meses atrás había sufrido un infarto por no cuidarse una diabetes propia de la edad. Tan sencillo como que se negaba a seguir una pauta médica porque creía fielmente en que el cuerpo se curaba solo. Si a eso, le añadimos que se enemistaba con cualquier médico y que le soliviantaba su propia condición humana de poder padecer límites físicos y enfermedades, obtenemos a una mujer bastante peculiar. Quizás demasiado frágil. No por su edad odiaba la medicina convencional. Desde pequeña sentía aversión por los médicos. Su fe, en los dos últimos años estaba situada en las energías de la pseudociencia japonesa, con los círculos de oración, los viajes a Lourdes, rezar el rosario y conferencias de la hija de Isabel Preysler, Támara. Impensable de una mujer con una cultura literaria extraordinaria, exquisita y de autores desconocidos por una gran mayoría.
Mi tía y yo en el tren, de camino a Barcelona, nerviosas, prometiéndonos que sería el último trago amargo de despedida juntas y sabiendo que lo habíamos hablado en numerosas ocasiones. ¿Cómo haríamos cuando mi madre falleciera? Al fin y al cabo , como señaló mi prima Fuencisla se trataba de una crónica anunciada.
Mi madre tenía en su diminuto apartamento todo dispuesto en carpetas, a la vista. Se había preparado para morir. A lo largo de su última semana había podido hablar con ella por teléfono. Desde el lunes hasta el viernes o el sábado ¿Quién sabe? su voz era tenue , le dolía el pecho y vomitaba, pero ella erre que erre, solo se dejaba hacer yuki y pedir oración. Ni siquiera hizo caso de la dulce cuidadora boliviana que andaba alarmada por la palidez de su rostro y su malestar físico que pronosticaba un infarto de larga duración. No pudímos convencerla.  Mi madre quería morir, irse con su hijo, con su abuelita o aquella virgen que la sostuvo y consoló como la madre que buscó durante toda su vida. Prefirió irse a un más allá  dulce, sin tubos, sueros, pasillos asépticos de hospital y detener, quien sabe, un mundo interno hostil. 
Cuando atravesamos el umbral de la puerta de su dormitorio vimos un pequeño baúl. Sobre él, una estatua mediana de la virgen de Lourdes con varios rosarios de colores colgando, una foto de su maestra japonesa y una foto de mi hermano Santi, muerto en 1994 y al que mi madre no pudo olvidar nunca. Descansa en Paz, mamá.