¿Entonces Syriza se ha rendido? La polémica sobre la propuesta de Tsipras

ALBERTO SICILIA / Atenas


tsipras
Desde que anoche se publicó la propuesta de Tsipras a la Troika, el debate ha comenzado:
Hay quien sostiene que la propuesta representa una “rendición” de Tsipras. Este argumento se lo he escuchado tanto a comentaristas liberales como a miembros del ala izquierda de Syriza].
Otros defienden que, bien al contrario, Tsipras ha arrancado compromisos mucho mejores de lo esperado y en línea con sus promesas.
¿En qué quedamos?
Yo creo que ambos argumentos son válidos en cierto sentido, dependiendo de “las expectativas” frente a los que las midamos. En todo caso, me gustaría leer vuestras opiniones en la sección de comentarios.
Empecemos primero por hacer un resumen de las propuestas de Tsipras. Las reformas pretenden recaudar 2.700 millones de euros este año y otros 5.200 millones en 2016 a través de una serie de reformas resumidas en el siguiente cuadro:
cuadro
El argumento para defender que Tsipras ha obtenido un buen acuerdo compatible con sus compromisos:
1) La mayoría del dinero se obtiene por impuestos y no por el recorte de gasto público. [De hecho, según este plan el 93% de la recaudación vendría de los impuestos].
2) Se mantienen tres tramos de IVA (la Troika quería dejarlos en dos). Además el tramo super-reducido baja del 6,5% al 6%.
3) La reforma de las pensiones es mucho menos brusca de lo que proponía la Troika.
4) Sube el impuesto de sociedades.
5) Nuevo impuestos para las empresas con beneficios superiores a 500 millones.
6) Nuevo impuesto para las familias con ingresos superiores a 30.000 euros.
7) Aumentan los impuestos a los bienes de lujo.
8) No hay reforma laboral como pedía la Troika.
9) La Troika ha reducido el superavit primario que pedía al gobierno griego [del 3% al 1% para este año].
10) Y, finalmente, la Troika también contemplaría alguna reducción de la deuda griega [según insinuó Merkel].
En palabras de Tsipras: “con este acuerdo pagarán quienes más tienen y no, como hasta ahora, los más necesitados”.
El argumento para defender que Syriza se “ha rendido”:
Tanto comentaristas liberales [con emociones de triunfalismo] como miembros del ala izquierda de Syriza [desde el enfado] dicen que las propuestas representan la rendición de Tsipras.
Su argumento se basa en comparar las medidas propuestas con las que contiene el llamado “Programa de Salonica”, el ideario económico que Syriza presentó en 2014 antes de ganar las elecciones.
El “Programa de Salonica” contiene muchas medidas que no aparecen en el acuerdo:
1) Convocar una Conferencia Europea para eliminar gran parte de la deuda griega como se hizo con Alemania en 1953.
2) Incrementar inmediatamente el gasto público en 4.000 millones de euros.
3) Restaurar los salarios y pensiones al nivel anterior a la crisis
4) Revisar el coste de la Ocupación Nazi de Grecia y recibir las compensaciones correspondientes.
5) Un “New Deal” a nivel europeo financiado por el Banco Europeo de Inversiones.
¿Vosotros qué opináis? ¿Tsipras ha cumplido con esa propuesta o se ha rendido?


   Según otros corresponsales en Atenas que colaboran con medios sin gran difusión mediática, Grecia, o sea Tsipras y Varoufakis cuentan con el apoyo masivo de su pueblo y perciben que no se han rendido porque Merkel ha tenido que bajarse de el coche oficial para negociar con representantes de gobierno griego. Y Merkel ha ido cediendo terreno a Tsipras aunque el periodismo oficial y neoliberal lo venda al revés. Asimismo el gobierno griego está trabajando sin descanso, como decía ayer Varoufakis en twitter, para reestructurar la deuda con la troika. La cuestión es que en España vendrán elecciones generales en Noviembre y en Portugal también están próximas y la troika teme que se produzca un contagio de estos países mediterráneos de la plantada de cara a la troika.
 Quisiéramos que fuera deprisita todo esto. Pero hace falta tiempo, ganas y determinación para salir de las garras neoliberales. Y nunca se consigue todo al cien por cien. Recuerden a Pepe Múgica, que jamás consiguió que la enseñanza fuera pública.