Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

domingo, noviembre 27

CARMEN DIEZ de RIVERA : Una mujer hermosa.




 Mi tía fue compañera de colegio de Carmen Diez de Rivera. La recogía siempre su padre (no padre) en un cochazo negro. Allá en el barrio de Salamanca. Colegio Jesús y María. Mi tía dice que era muy antipática entonces y que no hablaba con nadie, excepto con una amiga intima y una niña becada por pobre.
 Conocí a Carmen en 1990, muy amiga de Francisco Umbral. Muy tímida y bellísima. Joep Vicent Marqués la entrevistaba  para el País en casa de una amiga común. Inteligentisima con una mirada directa y dulce. Hipocondríaca y fumadora.
 Se enamoró , porque crecieron juntos y maduraron juntos, del hijo de Serrano Suñer y Zita Polo (hermana de Carmen Polo de Franco). La madre de Carmen era Sonsoles Llanzol, que mantuvo una larga historia como amantes, con Serrano Suñer. Ambas familias Los Suñer y los Llanzol eran amigos.

 Carmen Diez de Rivera y el hijo de Suñer se hicieron novios y fueron a casarse a los 18 años. Su madre, a la cual temía, en vez de advertirle mucho antes que su amado era su "hermanastro", tuvo la crueldad de revelárrselo  justo el día antes de la boda ( la maldad para mí estriba en que se lo podía haber callado y dejarles que contrajeran matrimonio, ya que nadie de los Suñer opino ni dijo nada, ni tampoco su buen padre el duque de Llanzol).Carmen se volvió casi loca y su madre la echó de casa,  jamás la apoyó economicamente.
 La duquesa de Llanzol , vestida de Balenciaga, cruel, fría, le envió interna a un colegio. Tuvo que sobrevivir vendiendo enciclopedias.
  Serrano Suñer , ministro de exteriores de Franco,  fue cesado del cargo por el generalisimo porque Zita lloraba a Carmen Polo sobre los líos mujeriegos de su marido.
 Ahora están poniendo en Tele5 una serie sobre ella , escrita por Nieves Herrero. Nada que ver con la historia real y la situación histórica en España. Carmen escribió su propio libro que no quiso que fuera editado hasta la muerte de su madre, a la cual, yo creo, temía y temió toda su vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario