Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

lunes, mayo 1

ALCOHÓLICOS EN ABSTINENCIA


  Una de las drogas socialmente aceptada es el alcohol. Da igual una cerveza, vino, vodka, guiski e incluso cerveza sin alcohol.
 El alcoholismo no conoce clase social, estatus, país o etnia. Y cada alcohólico es diferente.
 Existen alcohólicos que deciden tapar la botella y no volver a beber. Lo logran. A eso se le llamaría ABSTINENCIA. Nada más.
 El alcoholismo es una enfermedad compulsiva que va destruyendo neuronas, visceras, capacidades del individuo y la maduración emocional, afectiva y del alma.
 Un sacerdote, ya fallecido, fue el creador de ALcohólicos Anónimos en Valencia.
 Después de tapar la botella (ABSTINENCIA)  decía, viene el trabajo que requiere más voluntad y disciplina: afrontar carencias emocionales, resentimientos, miedos, culpas...comenzar a crecer y a madurar. De lo contrario el alcohólico abstinente seguirá comportándose como un niño dentro de un cuerpo de hombre. No podrá cumplir la mayoría de las promesas que cumple, será un hipocondríaco, conservará borracheras secas, agresividad y miedos, muchos miedos como consecuencia de una pobre autoestima.
 Un alcohólico tapará la botella pero podrá desviar sus compulsiones hacia otros lados: sexo, juego, medicamentos, pornografía...
 Un alcohólico en SOBRIEDAD habrá alcanzado tras muchos años de trabajo interior la madurez suficiente para hacerse cargo de sí mismo y ser uno más, sin requerir la atención contínua de los demás, ni la dependencia hacia su madre, hacia sus hijos, su mujer, sus hermanos, sus amigos...
 Ustedes pueden detectar a un alcohólico o alcohólica por la prisa que llevan encima, por su grado de agradar a los demás, sus promesas incumplidas, las mentiras, ataques de pánico y huidas.
  No se preocupen, existen  muchos alcohólicos que están afrontando su enfermedad, van a grupos, terapias y logran con éxito salir de la esclavitud del alcohol. Saben poner límites, convivir con ellos mismos a solas, ser responsables, amar  y mantener relaciones saludables.
 Son los que han reconocido y aceptado su enfermedad para poder afrontarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario