Palmera

Palmera
Palmera con Peñón

jueves, marzo 1

Nos vemos en el cielo, papá.


 Mi padre cruzó cielos,hasta los 80 años voló, en los tiempos donde un avión se pilotaba de forma manual y daba tiempo a demostrar la destreza del piloto. Tanto he escrito sobre ti. Tantos encuentros y desencuentros hasta la reconciliación a lo largo de estos últimos ocho años.
 Una despedida larga y hermosa por todo lo hablado, discutido, compartido, vivido en mis viajes. Toda la aviación te recuerda y rememora anécdotas tuyas. Tus aterrizajes sin el tren de aterrizaje. Como calmabas en dos idiomas al pasaje y eras el último en abandonar la nave hasta no observar que toda la tripulación y pasajeros habían desalojado el avión, sanos y salvos. Nunca te quejabas de nada. No querías molestar a nadie. Eras disciplinado, organizado, limpio y con tus amigos desde la Escuela Militar de Aviación , hasta el final. De un padre nunca se llega a saber del todo sus grandes secretos. Pero solo puedo decirte que las últimas navidades, la nochevieja contigo tomándonos un Ribera de Duero y las uvas mientras ve´´iamos a Tip y Coll, a Gila o a Martes y Trece...Chiquito de la Calzada y cantando...papá, estabas guapo, incluso de muerto. Con la sonrisa que nos caracteriza a los Marañón. Llevaste la vida que quisiste llevar y la viviste , como decías, muy intensa, muy viajada, muy volada, muy pintada...rodeado de tus seres queridos. El 24 de febrero te fuiste a la hora de comer. Tu hijo te dio los buenos días, abriste los ojos y le dijiste : hasta luego, no quiero darte tanta lata.
 la ceremonia funeraria y de incineración fue bellísima. Me sentí arropada por el llanto, las risas, el cariño y el reencuentro con tu hermano pequeño, su mujer, las primas, el primo, tu compañero de vuelo y amigo del alma, mi hermano, tu cuidadora de los últimos meses y tantos amigos jóvenes que te admiraban por tus bromas, tu hospitalidad y generosidad. Las historias de tus viajes, de los personajes que conociste y tu poca vanidad...aunque muy coqueto...más guapo que Paul Newman.
 Nos vemos en el cielo

No hay comentarios:

Publicar un comentario